Con la tecnología de Blogger.

martes, 9 de abril de 2013

Reciclaje, y el Reciclaje de Vidrio


Reciclaje

Hace más de 200 años el químico francés Lavoisier, enunció su célebre principio de conservación de la materia: "en la naturaleza nada se crea ni nada se destruye, todo se transforma".
Es el proceso o procesos mediante los cuales se extraen materiales del flujo de residuos y se reutilizan o se aprovechan y transforman los residuos sólidos recuperados y se devuelven a los materiales sus potencialidades de reincorporación como materia prima para la fabricación de nuevos productos.
El reciclaje generalmente incluye la separación y recuperación de materiales; el procesamiento intermedio, a través de la selección y compactación, la recolección y transporte y el procesamiento final para proporcionar materia prima para los fabricantes o bien un producto final.

Reciclaje de vidrio

El vidrio es reciclable en un 100%, y durante el proceso de fusión no se produce pérdida de material. Con cada tonelada de fragmentos de vidrio limpio, se obtiene otra tonelada de vidrio nuevo. Es más, se deja de utilizar 1,2 toneladas de materia prima virgen. La inclusión de cascos, en el proceso normal de fabricación de vidrio, reduce sensiblemente los costos de producción. (Casco: cada uno de los pedazos de vasija o vaso que se rompe). En términos de aceite combustible y electricidad, sólo en la fabricación, por cada 10% de vidrio molido en la mezcla, se economiza un 2,5% de la energía necesaria para la fusión en los altos hornos.
Los cascos de vidrio provienen fundamentalmente de dos fuentes: una interna y otra externa. En cada fábrica de vidrio se produce internamente cierta cantidad de casco, que es reutilizado en la propia fábrica sin otro procesamiento adicional, debido a que su calidad y composición es conocida.
El casco de vidrio generado externamente tiene diversas procedencias. La principal fuente de casco de vidrio externo son los propios usuarios y procesadores de todo tipo de productos de vidrio.
En el caso de los residuos domiciliarios, la situación es muy compleja, no siempre es posible conocer la procedencia y composición química de cada vidrio encontrado. En este caso, la mejor solución es separar y clasificar el vidrio por producto, determinando luego su destino correcto.
Algunos procesos de fabricación de vidrio pueden usar sólo el casco de vidrio generado internamente (por ejemplo, el vidrio plano). En otras industrias de vidrio es posible aprovechar una cierta cantidad de casco generado externamente (por ejemplo, envases de vidrio).

Mercado del reciclaje y la re-utilización del Vidrio

En general, para los municipios ubicados en la proximidad de fábricas de vidrio, la mejor forma de realizar el reciclaje es la de quebrar los productos de vidrio (botellas, potes, frascos, etc.)
Venderlos en forma de casco, directamente a esas fábricas. Para lograr un mejor precio de venta de ese vidrio quebrado, se debe realizar la entrega del mismo a las industrias luego de limpiarlo (remoción de aros, metales y material inorgánico), y mejor todavía luego de clasificarlo por colores.
Los municipios distantes de las fábricas de vidrio, y cuyo costo de transporte puede hacer antieconómica la venta de cascos de vidrio a las industrias tradicionales de envases, pueden venderlo para otras finalidades. En ciertas ocasiones, el valor de venta puede ser atractivo, en caso de que la industria local esté trayendo de lejos su materia prima. Es común que otras industrias (no vidrieras) desconozcan la utilización del vidrio, previsto en los residuos sólidos domiciliarios, como materia prima.
El mercado del vidrio se desagrega en tres vertientes sustancialmente diferentes:
a) vidrio recuperado para materia prima de la empresa productora de envases de vidrio.
b) botellas y envases con posibilidad de re-utilización.
c) vidrio plano.










Bibliografía: http://www.javeriana.edu.co/biblos/tesis/ingenieria/Tesis243.pdf 

No hay comentarios:

Publicar un comentario